Sobre la historia de la traducción (II): la Biblia

La Biblia es el libro más universal y conocido, y el que más traducciones ha soportado en la historia. Por esto, y porque muchas veces se hace referencia a que es el primer ejemplo escrito de traducción, escribo esta entrada.

Como dije en el anterior capítulo, la Biblia no es el primer texto traducido atestiguado; pero esto no la releva a un segundo plano. Sin duda, es el conjunto de textos traducidos más importante en la historia. Y de los más antiguos.

El estudio de estas traducciones siempre se ha hecho desde un punto de vista filológico, lo cual es muy positivo. Traducciones de este tipo son muy espinosas, por el contenido teológico-filosófico que presentan, por lo que es necesario que el traductor tenga un profundo conocimiento de la lengua original, una preparación filológica muy sólida y un conocimiento del contexto histórico y social importante. Por todo esto, un traductor de los textos bíblicos debe un buen filólogo con formación teológica.

Los idiomas originales son el hebreo, el arameo y el griego. La primera de las traducciones de la Biblia es la llamada Septuaginta, o Biblia de los Setenta, y fue una traducción de textos hebreos y arameos más antiguos que los que componen el Tanaj o Biblia hebrea. Parece que el objetivo era cultivar la fe de los israelitas que vivían en la Diáspora y que hablaban entre ellos griego común (griego de la koiné). Este trabajo comenzó a principios del siglo III a. C. y terminó a finales del siglo II a. C. La Septuaginta, junto con la Biblia hebrea, es la base del Antiguo Testamento.

Posteriormente se traduce la Biblia al latín. Una de las traducciones más conocidas e importantes es la llamada Vulgata, realizada por Jerónimo de Estridón a finales del siglo IV d. C., por encargo del papa Dámaso II. Se llamaba así porque era una edición realizada para el pueblo, y por este motivo estaba escrita en un latín corriente, vulgar, a fin de que pudiera ser fácil de entender. Anterior a esta traducción es la Vetus Latina, una traducción de la Biblia al latín traducida por un número indeterminado de personas y editada de forma no uniforme. El texto base fue el de la Septuaginta.

Esto es un vistazo breve y simplificado sobre las traducciones de la Biblia al griego y al latín. Deberíamos hablar de las traducciones a las lenguas romances. Pero eso en otro momento.